Mandala
Suscripción a Newsletter Facebook Blogspot
Mirada Terapéutica - Alicia Mabel Alfuso
. » LAS 38 FLORES . » ARTICULOS .

  El Sistema Floral del Dr. Edward BachFlores de Bach y Astrología HumanísticaFlores y sexualidadAtaque de PánicoCrisis de la edad adulta y terapia floralEl Arte de no enfermarseLas relaciones de pareja¿Te diste cuenta cuánto te falta por vivir?Fibromialgia y las Esencias FloralesLos que se sienten solosLa atención en el presenteEl otro lado de la navidadLa Terapia Floral y los MiedosAdolescencia y flores El proceso de enfermarSer mujer y no morir en el intentoFlores y niñosCamino al éxitoEmbarazo y Flores de Bach¿Peor o mejor?Amor y sacrificioLa culpa y el perdónNo hay sanación sin proceso¿Comunicación o soledad?Las consecuencias emocionales de las catástrofes y la Terapia Floral El límite a los hijosDar y recibir
Fibromialgia y las Esencias Florales del Dr. Edward Bach

Fibromialgia y las Esencias Florales del Dr. Edward Bach
Quienes sufren de  fibromialgia sienten en sus músculos, huesos y ligamentos: ardor, punzada, rigidez y sensibilidad. Para algunas personas, el dolor puede ser bastante severo.

Aunque el resultado del examen físico general casi siempre es normal y las personas tienen un aspecto saludable, un examen cuidadoso de los músculos de las personas con fibromialgia, revela zonas sensibles al tacto en lugares específicos en 11 o más de las 18 zonas llamados puntos hipersensibles.

Alrededor del 90 por ciento de las personas con fibromialgia: experimenta fatiga moderada o severa, menor resistencia al esfuerzo, o el agotamiento típico propios de la gripe o la falta de sueño.

La mayoría de las personas con fibromialgia experimenta trastornos del sueño. Aunque pueden conciliar el sueño sin grandes dificultades, tienen un sueño muy ligero y se despiertan con frecuencia durante la noche. A menudo,  se levantan sintiéndose cansadas, incluso después de haber dormido durante toda la noche. La fatiga resultante puede ir desde la apatía y la disminución de resistencia hasta el agotamiento. El nivel de fatiga experimentado puede variar de un día para otro.

Quienes padecen de  fibromialgia tiene  cambios de humor. Pueden sentir tristeza, decaimiento, ansiedad.;  también tener dificultades al concentrarse o al realizar tareas mentales sencillas.

Son comunes: los dolores de cabeza, musculares y las migrañas, los dolores abdominales y  variaciones entre estreñimiento y diarrea,  espasmos y la irritabilidad de la vejiga.

Se desconoce la causa de este trastorno, aunque sabemos que las emociones juegan un papel muy  importante.

La persona fibromiálgica tiene una forma de afrontar su cotidianeidad que contribuye a aumentar el dolor:  “Se sienten burros de carga" de sus hogares, de sus trabajos, son muy propensas a satisfacer las necesidades de los demás antes que las suyas propias, llegando al punto que ya no saben cuales son sus propias necesidades. Se sienten incomprendidas, y se sienten heridas con las personas que las rodean. Tienen un gran sentido del deber y eso las lleva a ser muy exigentes y a tener un gran sentimiento de culpabilidad. Tienen baja autoestima. Les es cuesta pedir. Presentan mucha rigidez física  el cuerpo está muy tenso, tienden a dar muchas vueltas sobre lo mismo, y les cuesta tener en cuenta otros puntos de vista y siempre que pueden evitan afrontar lo que sienten.

Esta forma de relacionarse consigo mismas y con su entorno les trae como consecuencia una gran pérdida de energía física, ya que esa tensión se va acumulando en su cuerpo. El dolor provoca mucha agresividad y ansiedad.

Las emociones como la rabia y la tristeza al sentirse incomprendidas, impotentes, no ayudadas; de no elaborarse son las que esencialmente ayudan a aumentar el dolor corporal, el insomnio, el estrés, la pérdida de concentración y la memoria.

Es así que, van acumulando temas pendientes en vez de resolverlos,  y ello provoca sentimientos de culpa hacia sí mismas  e enojo con los demás.

Lo que termina  deteriorando relaciones ya que se genera incomprensión y distanciamiento con los seres queridos.

La Terapia Floral  y su esencias permiten trabajar todas esas emociones negativas, aumentando la  seguridad, alegría y fe, fortalecimiento de su voluntad, Se logra así, relajación y tranquilidad al dormir, sus pensamientos dejan de atormentarlos mental y emocionalmente.

El bienestar  abarca al hombre en su totalidad y  permiten devolverle a la personalidad su natural equilibrio anímico-emocional y su estado de conciencia superior.

Lic. Alicia Mabel Alfuso
Lic. Alicia Mabel Alfuso en Terapia Floral Dr. E. Bach | M.I. 0276·008 | Psicóloga Social - Astróloga Humanística - Reiki Master - Constelaciones Familiares
Tel.: (011) 4308-4215 - Móvil: (011) 15-5835-3744 - E-mail: aliciaalfuso@gmail.com