Mandala
Suscripción a Newsletter Facebook Blogspot
Mirada Terapéutica - Alicia Mabel Alfuso
. » LAS 38 FLORES . » ARTICULOS .

  El Sistema Floral del Dr. Edward BachFlores de Bach y Astrología HumanísticaFlores y sexualidadAtaque de PánicoCrisis de la edad adulta y terapia floralEl Arte de no enfermarseLas relaciones de pareja¿Te diste cuenta cuánto te falta por vivir?Fibromialgia y las Esencias FloralesLos que se sienten solosLa atención en el presenteEl otro lado de la navidadLa Terapia Floral y los MiedosAdolescencia y flores El proceso de enfermarSer mujer y no morir en el intentoFlores y niñosCamino al éxitoEmbarazo y Flores de Bach¿Peor o mejor?Amor y sacrificioLa culpa y el perdónNo hay sanación sin proceso¿Comunicación o soledad?Las consecuencias emocionales de las catástrofes y la Terapia Floral El límite a los hijosDar y recibir
La Terapia Floral y los Miedos

La Terapia Floral y los Miedos
Miedo es una sensación que ocurre cuando sentimos que, desde el exterior, puede ocurrir algo lesionante para nuestra persona. La vivencia es de "peligro inminente o amenazante". Si bien el miedo es necesario para alertarnos de los peligros, cuando esta sensación se sobredimensiona y comienza a condicionar nuestra vida es el momento de averiguar qué razón nos está llevando a tal estado.

La respuesta inmediata al miedo puede ser la evitación, la fuga, la huída, la negación, racionalización y/o la transformación en lo contrario tal como risas, explicaciones lógicas, enfrentarlo o abandonarlo según el caso.

Ante el miedo, surge la angustia, la que muchas veces es acompañada de síntomas corporales tales como diarrea, escalofríos, temblores, sequedad de garganta, opresión en el pecho, transpiración, ahogos, que colocan a quien lo padece, ante situaciones de desamparo, desprotección, aislamiento, llanto inexplicable y otras veces aparece la ira como forma de defensa.


El Dr. Edward Bach descubrió cinco flores que cubren una amplia gama de miedos: Un sentimiento que podía en un principio ser mínimo o despreciable, comienza a crecer hasta ocupar todos nuestros pensamientos, alterar nuestros ritmos biológicos, nuestro sueño, nuestra digestión, hasta dañar nuestro cuerpo de mil formas posibles.

¿Cuál es la función que cumplen las flores de Bach?
Si tenemos en cuenta que el miedo es un sentimiento que se instala en la mente en un momento dado de la vida, debido a circunstancias externas que nos  superan, podemos afirmar que no es algo que traigamos genéticamente, de modo que si pudiéramos volver a la esencia original, estaríamos libres de él. Poco a poco las flores acompañadas de la terapia Floral van restableciendo la vibración normal energética que había sido alterada por ese hecho o circunstancia, liberándola, limpiando el campo energético de cualquier influencia externa que se pueda haber instalado en él. Esto significa que sin darnos cuenta, gradualmente las cosas toman su real dimensión y va resurgiendo la paz interior a medida que reaparece la fuerza y el coraje para enfrentar todos los hechos de la vida.

Cada día vemos más personas que sufren de miedo, de inseguridad, más niños atemorizados, más hombres desesperados, más mujeres angustiadas que van a dormir habiendo tomado alguna pastilla que les aseguran  conciliar rápidamente el sueño y dormir sin sobresaltos.

Lo que ellos no advierten, es que paulatinamente van cayendo en las redes de una adicción. Después de la pastillita, será muy difícil volver a dormir sin ella. Al regresar a la vida cotidiana cada mañana, reaparecerá la angustia, el miedo anulará el placer de planificar para el futuro, el alerta diario de la lucha por la supervivencia reforzará las condiciones negativas en las que se vive. Lo que se ha hecho fue adoptar la solución del avestruz: esconder la cabeza bajo la tierra ante el peligro o, lo que es lo mismo: tomar una pastilla para dormir y olvidarse de todo.

Es importante comprender que una cuota de miedo es normal y hasta necesaria para no perder el sentido de alerta y nuestra capacidad defensiva, siempre y cuando el temor no nos domine hasta paralizarnos. Hay muchas soluciones que nos alejarán de las drogas si ponemos nuestra voluntad en aceptar la realidad y renovar nuestra capacidad de lucha. La “pastillita” consumida  como escapatoria nunca nos curará ni anulará los miedos.

El prescribir flores es un arte que requiere de mucha atención, y sobre todo, como decía Bach, de comprensión y compasión. Es necesario que el Terapeuta Floral pueda comprender cuál es la causa que motivó la aparición del temor, y ayudar a la persona a liberarla sin que esta limpieza sea traumática, sino dejando que las flores actúen por sí mismas haciendo que el sentimiento negativo desaparezca y, en forma natural, la persona vuelva a ser ella misma.

Lic. Alicia Mabel Alfuso
Lic. Alicia Mabel Alfuso en Terapia Floral Dr. E. Bach | M.I. 0276·008 | Psicóloga Social - Astróloga Humanística - Reiki Master - Constelaciones Familiares
Tel.: (011) 4308-4215 - Móvil: (011) 15-5835-3744 - E-mail: aliciaalfuso@gmail.com